Malta correntina para cerveceros de provincias y países vecinos

Economía 06 de septiembre de 2021 Por www.diarioepoca.com
Una planta fabril con capacidad de producir hasta 200 toneladas de materia prima para elaborar cerveza artesanal provee al NEA y se prepara para exportar a Paraguay y Brasil. Emprendimiento con ambición de crecer.

1170854h1800Un producto específico para quienes elaboran cerveza artesanal se elabora en el barrio Ponce en la zona sudoeste de la capital. Maltas Río Paraná es una industria nueva que tiene capacidad para producir 50 toneladas de malta que abastece a cerveceros artesanales de Corrientes, Chaco, y otras provincias del Norte y Centro.
Bruno Diluca es un emprendedor con varias décadas de experiencia en la industria cervecera que decidió montar una planta para elaborar distintas variedades de maltas para abastecer el floreciente mercado de cervecerías artesanales que se convirtió en un negocio en crecimiento en toda la región.
“Las posibilidades que brinda esta actividad son muchas, ya que nosotros apuntamos a colaborar con el cervecero y hacer que su producto tenga permanencia”, afirmó.
Diluca exhibe con orgullo las instalaciones que levantaron en cercanías al arroyo Pirayuí, unas cuadras más allá del barrio Santa Rita, frente al barrio que lleva el nombre del curso de agua en inmediaciones de la Ruta 12.
Allí instaló los silos para almacenar la cebada de primera calidad con la que se inicia el proceso que termina en malta. “Nosotros partimos de la malta Pilsen, que es la variedad más utilizada y desde esa plataforma producimos dos variedades, pero estamos trabajando en el desarrollo de otras”, indicó a época.
Con un lenguaje pedagógico explica que de 12 kilogramos de malta se producen 50 litros de cerveza y que la planta actualmente produce 50 toneladas por mes de distintas variedades de malta “con posibilidad de pasar a hasta 200 toneladas por mes”.
En ese punto destacó que “estamos trabajando en el diseño de un sistema de exportación para llegar al mercado brasileño y paraguayo de microcervecerías”.
Aseguró que “tenemos posibilidad de colocar toda nuestra producción porque el público que consume cervezas artesanales busca un sabor distinto al de las industriales”, las que conoce mucho porque trabajó en el área de producción de maltas y cervezas en la planta de Quilmes por 24 años.
Diluca informó que por ahora “somos una micropyme con seis empleados, pero pensamos ampliar nuestra producción a más variedades de malta con la idea de expandirnos a tener materia prima para el destilado de wisky y la producción de café de malta y con esa plataforma ampliar la contratación de personal”.
Explicó que tienen un plan de acción de corto,mediano y largo plazo, llegar a los cerveceros artesanales de toda la región y ampliar las variedades a 10 ó 12 maltas para exportar. Luego llegar a café de malta y la base para desarrollar destilado de wisky.
En cuanto a los volúmenes informó que ya colocaron la tercera producción y que para los cerveceros de Corrientes “vendemos cinco toneladas, y tenemos mayor consumo Resistencia y resto de Chaco y de esa forma estamos generando el mercado, que se suman a clientes de Salta, Misiones, Córdoba y San Luis.

***
Respaldo oficial para instalar la planta y asesoramiento para exportar

1170853w440h1800
DILUCA JUNTO A LA MATERIA PRIMA QUE UTILIZA.


Además del voluminoso capital que invirtió en desarrollar la planta de Maltas Río Paraná y la compra de equipos, Bruno Diluca reconoció el aporte provincial a través distintas acciones deorganismos públicos. “Queremos exportar a Paraguay y Brasil, tenemos un proyecto con respaldo del programa Corrientes Exporta, nos dieron la acreditación y recibimos asesoramiento; lo que nos da una mano para lograr buscar mercados externos”.
También valoró el acceso a “financiamientos para adquirir equipos y terminar las instalaciones de la planta, con compra de bienes de capital a través del Fondo de Desarrollo Industrial (FODIN), líneas de crédito del Consejo Federal de Inversiones (CFI).
Explicó las modalidades de esa asistencia que a través del FODIN “nosotros ponemos una parte y ellos aportar un subsidio”.
Respecto de las líneas de crédito del CFI indicó que se trata de “préstamos a tasas blandas y con condiciones que establecen plazos razonables de pago que se suman a los subsidios que se convierten en un incentivo para contratar gente y crear empleo”, destacó el emprendedor.

***
El reto de emprender

Bruno Diluca explicó con entusiasmo y lenguaje docente todos los pasos del proceso que lleva a convertir la semilla de cebada en malta. Al consultarle por su experiencia comentó que “trabaje 24 años en Quilmes, 12 en la elaboración de maltas y otros 12 en la elaboración de cerveza”.
“Es un trabajo importante y estable, pero no es mi empresa y llega un momento en que se necesitan otros retos y entonces busqué el camino de los emprendimientos”, agregó.
“Es un desafío cotidiano, las dificultades son varias pero tengo la satisfacción de construir algo propio y crear productos nuevos además de desarrollar mi propia empresa”, finalizó.

Te puede interesar