Rinitis y congestión nasal se agregan como posibles síntomas del coronavirus en Argentina

COVID-19 01 de junio de 2021 Por Jeremías Batagelj - pag12
La actualización fue consensuada con los directores de epidemiología de todas las provincias del país, al detectar que se trata de dos de las afecciones cada vez más frecuentes entre los positivos de covid-19.

Cuáles son las diferencias entre ambos síntomas y cómo evitar una "avalancha de hisopados".


166629-whatsapp-20image-202021-05-31-20at-2019-54-14La actualización fue consensuada con los directores de epidemiología de todas las jurisdicciones del país.. Imagen: Leandro Teysseire

El Ministerio de Salud de la Nación informó este lunes que a la definición de caso sospechoso de coronavirus se agregan los síntomas de rinitis y congestión nasal, ya que se trata de afecciones cada vez más frecuentes entre los positivos de covid-19. La actualización fue consensuada con los directores de epidemiología de todas las provincias del país.

Carlos Marino, otorrino del Hospital Parmenio Piñero explicó a Página/12 que, en primer lugar, congestión nasal y la rinitis no son sinónimos. "La congestión nasal es uno de los síntomas que se registra en una rinitis, pero no es el único", dijo el especialista, al indicar que la rinitis, una inflación de la mucosa, "se observa también con otros indicios, como el estornudo, la picazón de la nariz y la hidrorrea, es decir, el moco acuoso".

Consultado acerca de las causas que un individuo puede padecer de rinitis, Marino argumentó que uno de los motivos puede ser una infección, por ejemplo, del coronavirus. "Pero la rinitis también puede ser tóxica, por la inhalación de un componente como polvo o un gas pimienta, o bien, alérgica", dijo.  "Y en ese sentido, los alérgicos siempre van a tener rinitis. En algunos momentos del año van a estar mejor y en otros, peor.  Por ejemplo, a partir del otoño hasta la primavera, con los cambios climáticos, es más común que exista una rinitis. En verano es más inusual, porque no hay frio, ni tampoco alergénicos", agregó el otorrino. 

En 2017, la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología presentó el primer estudio de prevalencia en nuestro país y reveló que 5,5 millones de habitantes (más del 20 por ciento de la población) de entre 5 y 44 años tienen rinitis alérgica. Además, solo una persona de cada cinco lo sabe y es más frecuente en mujeres que en varones.

Para evitar una "avalancha de consultas" Marino hizo hincapié en que si bien la congestión nasal quedó incluida como uno de los síntomas de un posible caso de covid-19, tener mocos no implica que uno esté contagiado. En ese sentido, cabe destacar que el Ministerio de Salud define caso sospechoso de coronavirus a toda persona, de cualquier edad, que presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37.5°C o más; tos; dolor de garganta; dificultad para respirar; dolor de cabeza; dolor muscular; diarrea y/o vómitos, la pérdida repentina del gusto o del olfato y el último síntoma agregado, la congestión nasal.

La cartera sanitaria recordó que si una persona es considerada como caso sospechoso de coronavirus debe aislarse hasta confirmar o descartar dicha sospecha.

Además el individuo infectado debe avisar a las personas con las que haya tenido contacto desde las 48 horas previas al inicio de los síntomas -que también deben aislarse- y comunicarse con el sistema de salud de su jurisdicción. En el caso de descartar la infección por el virus SARS-CoV-2, la persona podrá suspender el aislamiento, pero en el caso de confirmar el diagnóstico deberá mantenerlo hasta obtener el alta médica y seguir todas las recomendaciones del equipo de salud.

Te puede interesar