Esquina: serían más de 200 las personas que compraron dosis

Sociedad 13 de mayo de 2021
Los involucrados de manera directa continúan detenidos en dos dependencias de esa localidad. No desestiman que haya más implicados en este aberrante hecho.

EPC130521-007F04-1024x768La localidad de Esquina atraviesa unos días bastante sinuosos debido a que trabajadores de la salud y un comerciante fueron detenidos en el marco de una investigación por la presunta venta ilegal de vacunas contra el coronavirus en plena segunda ola de contagios.
En la reinauguración de la Escuela Sarmiento, el propio gobernador Valdés, al ser consultado al respecto, remarcó que “somos los que pusimos en conocimiento la mala actitud individual y me parece muy bien que la Justicia actúe cuando ocurre este tipo de casos”.
El Gobierno de la Provincia fue el que solicitó a la Fiscalía de Instrucción Penal de esa localidad la apertura de una causa, tras tomar conocimiento del manejo irregular de las dosis por parte de algunos empleados del Hospital San Roque.
Fuentes de Esquina remarcaron que podrían ser más de 200 las personas vacunadas con los primeros componentes, tanto de la vacuna Sputnik V -que habrían vendido a $9.000- como de la Sinopharm, que alcanzaba un precio de $8.000; pero no son datos oficiales, ya que la investigación continúa recabando pruebas y sigue su curso.
Hasta el momento, sólo tres personas fueron detenidas por este hecho; un comerciante, quien habría sido uno  de los que recibió la primera dosis -inmediatamente recuperó su libertad-; la jefa de vacunación, S. Gutiérrez, que se encuentra detenida en la Comisaría de la Mujer de Esquina; y G. Barrios, enfermero del hospital, quien está en la comisaría 2ª de dicha localidad.
Vale recordar que el escándalo de la venta de vacunas se destapó el viernes 7 de mayo, cuando un comerciante, quien recuperó rápidamente su libertad, habría comentado la manera (irregular) en la que se vacunó.
Inmediatamente, el director del Hospital San Roque, Leandro Ramírez, en una entrevista a medios locales detalló que “ante la detección una irregularidad, inmediatamente avisamos a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y a la Justicia”.
El propio Director dejó en claro que aportaron “los elementos necesarios para esclarecer esta situación”, y remarcó que espera que “la Justicia actúe y que pague el que tenga que pagar”. Según investigaciones, no descartan la posibilidad de que haya más involucrados en esta causa que llegó a medios nacionales.
El fiscal Javier Mosquera es quien decretó el secreto de sumario, disponiendo el sábado último una serie de allanamientos y ordenando las detenciones del enfermero, la responsable de cuidar el suministro de vacunas en ese establecimiento y un comerciante. La duda es ahora saber qué pasará con quienes pagaron para recibir la primera dosis y pretenden acceder al segundo componente para completar el esquema de vacunación.

En Esquina, la gente no va a vacunarse

Esta semana, arribaron a Esquina más de 600 dosis para mayores de 55 años y pacientes oncológicos e insulinodependientes, pero sólo 140 ciudadanos se acercaron hasta ayer a inocularse.

Te puede interesar