Encontraron con vida a Maia en la estación de trenes de Luján

Sociedad 18 de marzo de 2021
El hallazgo se produjo esta mañana en Las Heras y Gamboa, de Luján, y, según las primeras informaciones policiales, la niña estaba junto al hombre que se la llevó, Carlos Savans.

descarga (61)

Encontraron a Maia en Luján

Maia Yael Beloso, la niña de 7 años desaparecida hace tres días del barrio porteño de Villa Lugano cuando un hombre se la llevó en bicicleta hacia la zona oeste del conurbano, fue hallada esta mañana sana y salva en Luján, informaron a Télam fuentes policiales y municipales.

Poco antes de las 10.30 Estela, la mamá de Maia llegó al Comando de Patrullas de Luján para reencontrarse con su hija. Lo hizo abordo de un helicóptero de la policía bonaerense y acompañada por el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni.

El hallazgo de la nena se había producido esta mañana en Las Heras y Gamboa, en Luján. Según las primeras informaciones policiales, la niña estaba a bordo de una bicicleta junto al hombre que se la llevó, Carlos Alberto Sierra o Savanz, de 39 años.

Efectivos del Comando de Patrullas de Luján fueron quienes finalmente lograron dar con la niña a unos dos kilómetros del lugar donde anoche se centraba la búsqueda.

 El lugar al que trasladaron a Maia tras encontrarla.

"La nena está bien, pero tenía frío y hambre. Pidió un té y le dieron facturas porque tenía hambre", dijo el abogado de la familia, Rodolfo Baque, y señaló que la nena "estaba shoqueada" pero pudo hablar por telefono con su mamá.

"La nena le preguntó varias veces '¿Cuándo venís mamá?', le dijo que la extrañaba y que la quería. Y la mamá está viniendo para acá", detalló el abogado.

Afirmó que Savanz "como todo psicópata, se fue acercando durante un mes a la nena" para ganar su confianza y adelantó que en las próximas horas se realizarán las pericias psicológicas y médicas que determinarán si existió alguna agresión contra la niña.

Maia fue encontrada durante una búsqueda de la que participaron más de 700 efectivos de tres fuerzas de seguridad con motos, camionetas, helicópteros y perros rastreadores. Hubo rastrillajes de búsqueda casa por casa en barrios de la localidad bonaerense de La Reja, partido de Moreno, y en General Rodríguez,

La niña desapareció el 15 de marzo pasado, cuando el captor se la llevó del barrio porteño de Villa Lugano, donde vive con su madre en situación de calle.

Stella, la madre de Maia, junto a otros familiares, tuvo durante el miércoles reuniones permanentes con las máximas autoridades políticas en Seguridad de la Nación, de provincia y de Ciudad, que la mantenían informada acerca de los movimientos realizados por los investigadores.

 Vecinos y familiares de la pequeña festejan al conocer la noticia.

"La madre me pidió que agradezca al ministro Berni, que le había cumplico la palabra", señaló el abogado de la familia, y recordó que ayer el ministro de Seguridad bonaerense "le dijo a la familia que en 24 horas iba a encontrar a la nena y que esto no iba a ser como el caso Candela".

"Quiero recalcar que hay otras Maias en nuestra querida Argentina que quedan invisibilizadas y a las que tenemos que mirar como sociedad, no sólo responsabilizar al Estado", dijo.

"Maia apareció, pero teníamos miedo de que la mate o la lastime, de no encontrarla"


Elida, la abuela de Maia, confirmó que su nieta apareció en buen estado de salud, pero dijo temer que su captor la matara o lastimara.

Cerca de las 9, la abuela de la nena se hizo presente en el corte de la colectora de la autopista Dellepiane, que los vecinos mantienen desde hace tres días, y le dijo a la prensa "ya apareció, está bien, en el hospital, y el hombre ya está detenido".

"Está bien, no sé cómo la encontraron, pero ella apareció sonriendo. Vamos a esperarla acá, un millón de gracias a todos", dijo la mujer visiblemente emocionada y ante los gritos y aplausos de vecinos que la rodeaban.

 Élida, la abuela de la niña.

Por otra parte, la mujer reflexionó sobre lo sucedido y dijo que Carlos Alberto Sierra "capaz que la llevó engañada, lo que se es que mi hija no la regaló".

"Yo creo que fue un chirlito de Dios para que mi hija se de cuenta y dejé esa porquería (por su adicción a las drogas). Sabés cuantas veces fuimos a buscar ayuda, pero nadie nos ayudó", añadió.

Y sobre ese punto, Elida confesó que ayer su hija le dijo "si aparece, voy a dejar la droga" y volvió a pedir que ayuden a su hija para superar los consumos problemáticos.

"Teníamos miedo de que la mate o la lastime, no encontrarla", afirmó Elida y luego agradeció toda la ayuda y el apoyo que recibió de los vecinos del barrio Cildañez y de los medios e comunicación.

Te puede interesar