Con nuevas restricciones y temor a cepa brasileña, provincias ya ven inevitable la segunda ola de covid

COVID-19 17 de marzo de 2021 Por Ariel Basile - ambito.com
Gobernadores aumentan controles y aíslan a quienes llegan del exterior. Buenos Aires pide a Nación PCR obligatorio. Alarma por frontera seca en Mesopotamia. Sin margen económico para otra Fase 1.

pasos-pese-que-las-fronteras-permanecen-cerradas-las-provincias-exigen-reforzar-los-controles-evitar-los-cruces-clandestinos-y-piden-ademas-fortalecer-las-medidas-frente-los-argentinos-que-regresan-el-ex

Pese a que las fronteras permanecen cerradas, las provincias exigen reforzar los controles para evitar los cruces clandestinos y piden, además, fortalecer las medidas frente a los argentinos que regresan desde el exterior.

Los últimos días del verano asoman también en las provincias como el final de una situación favorable respecto a la pandemia. La mayor flexibilidad de los últimos meses que llevó -de paso- a un relax social en los cuidados queda ahora amenazada por un inminente retroceso. En ese derrotero, al tiempo que los gobernadores ya comenzaron a adoptar medidas restrictivas, en los distritos también advierten que la segunda ola del covid, cuando bajen las temperaturas, será inevitable. Con ese contexto en mente, entre las preocupaciones de los mandatarios asoman ejes claros: los ruegos por la llegada masiva de las vacunas, un refuerzo nacional en las fronteras (principalmente con Brasil) para evitar la expansión de las nuevas cepas del coronavirus y una mirada fina sobre las cuentas, que no tienen margen para otro año sin recaudación por el cierre de actividades.
 
Brasil
El festival de reuniones navideñas y el inicio de la temporada estival había llevado en diciembre a un aumento de los casos, y a una suerte de bloqueo de la circulación nocturna que en verdad quedó en manos de cada gobernador. En esa oportunidad, hubo quienes temieron que se adelantara la segunda ola, y finalmente hubo consenso en que se trató solo de un pico controlado.
 
Ahora, aparece en el mapa tanto de Nación como de las provincias una segunda ola aproximándose. El infectólogo asesor de la Casa Rosada, Tomás Orduna, señaló que “no hay ninguna razón para pensar lo que comenzó como segunda ola en Europa a partir de la finalización del verano y que hoy se sostiene en algunos países como Francia e Italia no pase en Argentina”. En esa lógica, ayer la ministra de Salud de Tierra del Fuego, Judit Di Giglio, señaló: “Vamos a tener una segunda ola en el país, es inevitable; sucede en todo el mundo. Lo que está en nuestras manos es su magnitud”. La funcionaria de Gustavo Melella añadió: “Hay muchas variantes, una de ellas es el ingreso de diferentes cepas a nuestro país, las de Brasil por ejemplo. Esto alerta a todos por la mayor capacidad de contagio. Por otro lado, las temperaturas más bajas favorecen la transmisión, porque estamos en lugares cerrados, con escasa ventilación”.

El problema brasileño es seguido con atención en todos los niveles de Gobierno. En Nación, apuntan a regulaciones respecto a los vuelos y a los controles a quienes llegan no solo desde Brasil, sino también desde Chile y Europa.

Así, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, dijo también ayer que le preocupan “las cepas que hay en otros países, como la Manaos”. En ese marco, el funcionario de Axel Kicillof anunció que junto a la Ciudad y Nación se trabaja “para ver cómo se restringe al máximo la posibilidad de que esas variantes ingresen tanto a la Argentina como a la provincia”. Y pidió que se realicen test PCR obligatorios a quienes arriben al país “antes de pasar por Migraciones”.

Sin embargo, en la Mesopotamia, el mayor problema son las zonas de frontera seca, como en el norte de Misiones. “Ahí está el colador. Los vuelos lo podes controlar pero esos pasos, algunos ilegales, son incontrolables”, explicaron desde la provincia a este medio. Y agregaron que ni siquiera militarizando la zona se puede lograr un acción efectiva.

Desde Entre Ríos, por su parte, el mandatario justicialista Gustavo Bordet remarcó que si bien “los casos en la provincia están estabilizados en alrededor de 130 diarios”, siguen “muy preocupados por la proximidad de la cepa de Brasil”.

“Si bien no tenemos frontera terrestre con Brasil, nos preocupa y tenemos que seguir trabajando, independientemente de la vacuna, con las normas de autocuidado y distanciamiento”, recalcó el gobernador, que viene de prorrogar hasta fin de año la emergencia sanitaria en Entre Ríos.

Turismo
Los pedidos de cuidado de la frontera no son una novedad. Durante los momentos más difíciles de la pandemia Nación había reforzado incluso con el ejército el norte del país, en especial los límites de Salta y Jujuy con Bolivia, para bloquear a ciudadanos de ese país que intentaran cruzar a atenderse en el sistema sanitario argentino, o incluso a personas que con doble domicilio y documento arribaban al NOA para cobrar programas sociales (además del flujo naturalizado por contrabando desde y hacia Bolivia).

No obstante, en algunos casos no convence el stop a extranjeros, en especial cuando éstos se convierten en turistas. El mendocino Rodolfo Suarez había realizado gestiones ante la Casa Rosada para evitar el cierre de fronteras con Chile, en momentos donde el tipo de cambio genera un movimiento consumos de este lado de la cordillera. No obstante, la ministra de Salud del distrito cuyano, Ana María Nadal, dijo a Radio Nihuil que “seguramente cuando comience el frío aparecerán patologías respiratorias entre las que estará el covid”, y encendió alertas por la población mayor de 60 años, a quienes no se puede aplicar la vacuna china Sinopharm, y entre quienes se viene demorando la inmunización por la falta de dosis de otros laboratorios.

También la rionegrina Arabela Carreras, quien dijo que con el frío no se podrá evitar que crezcan los contagios, advirtió que si en la temporada invernal no aterrizan aviones en Bariloche, las pistas de nieve tendrán otro año difícil. Es que, a diferencia del verano donde el movimiento se genera por el turismo local, en el invierno el sistema funciona por arribos desde otros países, principalmente desde Brasil.

En ese punto, fuentes consultadas en provincias de distinto signo coinciden en afirmar que un segundo año de paralización económica podría llevar a que los problemas en las cuentas dejen de ser coyunturales para convertirse en daños estructurales.

Restricciones
En Chaco, el gobierno del peronista Jorge Capitanich definió en las últimas horas la prórroga de un mix de medidas sanitarias de control y prevención hasta el 9 de abril. Pero frente a las nuevas variantes de coronavirus, ese paquete incluye la novedad del aislamiento obligatorio domiciliario por 14 días -o por 10 días si luego se adjunta un PCR negativo- para aquellas personas que ingresen a la provincia desde el exterior.

También en La Rioja el gobierno del peronista Ricardo Quintela informó que fortalecerá los controles de ingreso a la provincia. Asimismo indicó que quienes provengan del extranjero deberán realizar un aislamiento preventivo por 14 días.

Uno de los puntos conflictivos, que ya tuvo un extenso capítulo en 2020, es el tránsito entre provincias. En ese eje, el gobierno riojano ordenó que se verifique la temperatura de las personas a bordo de todos los vehículos que ingresen. Quienes registren más de 37° serán obligado a un hisopado. Y habrá refuerzos en terminales de ómnibus y en el aeropuerto.

Te puede interesar