Río de Janeiro canceló definitivamente el carnaval por el coronavirus

Mundo 22 de enero de 2021
La decisión se debe a que Brasil afronta una brutal segunda oleada de una pandemia que ha cobrado más de 200.000 vidas en el país, el segundo total más alto de decesos en el mundo después de Estados Unidos.

rio-janeiro-cancelo-definitivamente-el-carnaval-el-coronavirusRío de Janeiro canceló definitivamente el carnaval por el coronavirus.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció la suspensión definitiva del Carnaval más emblemático del país y afamado del mundo, que en principio había sido aplazado para julio, a causa de la pandemia de coronavirus que mantiene en vilo a Brasil.
 
"Nunca escondí mi pasión por el Carnaval y la visión clara que tengo de la importancia económica de esa manifestación cultural para nuestra ciudad, pero no tiene ningún sentido a estas alturas imaginar que tendremos condiciones de realizarlo en julio", explicó este jueves Paes en Twitter.
 
Mientras la segunda ola de infecciones por coronavirus en Brasil cobra fuerza y el suministro de vacunas sigue siendo escaso, el alcalde recordó que la fiesta, especialmente los desfiles en el Sambódromo, exigen una gran preparación por parte de los órganos públicos y de las escuelas e instituciones ligadas a la samba, "lo cual es algo imposible de hacer en estos momentos, por lo que no habrá Carnaval en 2021".

"Estoy seguro que en 2022 podremos, debidamente vacunados, celebrar la vida y nuestra cultura con toda la intensidad que merecemos", concluyó.

En noviembre, la liga de las escuelas de samba de la ciudad propuso celebrar el Carnaval en julio si había avances decisivos en la vacunación, pero ante el empeoramiento de la evolución de la enfermedad esa alternativa también fue descartada.

En Río de Janeiro, el Carnaval es una industria cultural que genera un fuerte impacto económico en la ciudad y de la que dependen miles de familias, no solo del sector turístico.

Brasil afronta una brutal segunda oleada de una pandemia que ha cobrado más de 200.000 vidas en el país, el segundo total más alto de decesos en el mundo después de Estados Unidos.

Te puede interesar