Los primeros vacunados instaron a perder el miedo a la Sputnik V

COVID-19 03 de enero de 2021
Un promotor de la salud y una licenciada en Enfermería fueron los primeros en ser inmunizados en Corrientes. En una charla con época, ambos se mostraron conformes con los resultados y confiados en recibir la segunda dosis antes de febrero.

EPC030121-005F03 (1)

LA VACUNA REQUIERE UN MÁXIMO DE 30 MINUTOS PARA DESCONGELARSE ANTES DE SU APLICACIÓN.

La aplicación de las primeras dosis de la Sputnik V contra el coronavirus constituyó el pasado martes 29 de diciembre un hecho histórico para la provincia.

EPC030121-005F05-300x200
HERALDO INSTÓ A SEGUIR USANDO EL BARBIJO Y REPETANDO LA DISTANCIA SOCIAL.

A nueve meses y nueve días del primer caso registrado en la provincia, una luz de esperanza se abrió en medio de tanta enfermedad y muerte. La llegada de las primeras 3.150 inmunizaciones, de un primer lote de 6.700, marcan el principio del fin de la pandemia que asola al mundo entero.


Heraldo Leiva y Fanny Muñoz fueron los primeros en ser inoculados en el Hospital de Campaña “Escuela Hogar” y , a días de recibir las Sputnik V, dialogaron con época y comentaron sus sensaciones.


Heraldo tiene 41 años y hace poco tiempo se desempeña como promotor de la salud. “Durante la pandemia estuve abocado a visitar casa por casa personas con enfermedades de base en el barrio Molina Punta, ya que durante el aislamiento decayeron las consultas en hospitales y salas. Ahora me toca registrar a todas las personas que se van a vacunar y alertarlas cuando se acerque el día 21 para la segunda dosis”, dijo el hombre quien esta semana se sumó al equipo.
Consultado sobre los efectos de la vacuna señaló: “Ahora estoy perfecto, no tuve una recaída o fiebre, que son consecuencias que se pueden esperar”.
El promotor del Ministerio de Salud precisó que el 90% del personal del Hospital de Campaña fue vacunado. “La segunda dosis -que garantiza la inmunidad total- está asegurada. Al menos eso es lo que nos dijeron”, adelantó.
Vale recordar que una vez aplicada la primera dosis se deben esperar 21 días para la segunda. “Cabe la posibilidad de que en este transcurso nos contagiemos del virus, pero el riesgo de hospitalización será mucho menor. Es decir, que vamos a transitar la enfermedad como una gripe leve”, explicó.
Sus hermanos que viven en el interior -Heraldo nació en La Cruz- y su pareja -una capitalina- lo felicitaron y estaban muy orgullosos por su valentía. “Estaba muy nervioso, pero desde que supe de la vacuna siempre tuve la iniciativa de vacunarme”, comentó. 

Fanny Muñoz es licenciada en Enfermería y antes de trabajar en el Hospital de Campaña formaba parte del Centro de Atención Primaria a la Salud Nº1 “San José”.


“El primer día sentí mucho calor y al otro día dolor de espalda, como si me fuera a engripar. Pero es algo que me producen la mayoría de las vacunas”, relató su experiencia con la primera dosis rusa.
La mujer de 31 años declaró que es una fiel creyente en las vacunas y su efectividad. Obviamente porque gran parte de su tarea está dedicada a la vacunación de las personas. De todas formas, confió que “es difícil no dejarse llevar por los rumores”.


“Es una vacuna como cualquier otra y no tiene nada extraño. Menos del 1% de las personas que recibieron la inmunización en el mundo manifestaron efectos adversos”, sostuvo.
Como mensaje final expresó: “Vacunarnos es lo mejor y único que podemos hacer para frenar el virus”. Por su parte, Haraldo se refirió a la vacuna como “una luz de esperanza” ante la incertidumbre de “no tener nada”.

 EPC030121-005F06 (1)FANNY CONFESÓ SUS NERVIOS, PERO SU EVOLUCIÓN FAVORABLE LE DIO CONFIANZA.

Te puede interesar