Aborto legal: el voto de los correntinos y el encendido discurso de Ana Almirón

Política 30 de diciembre de 2020
La senadora "millenial" fue la única que aportó un voto positivo a la ley. Durante su exposición en la Cámara Alta, aportó datos sobre la realidad correntina en relación a los abusos y embarazo adolescentes, así como la falta de equidad hacia las mujeres en el plano político.

Esta madrugada, el Senado de la Nación Argentina convirtió en ley el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y la atención post aborto, con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención.

De los 38 votos a favor, el único correntino correspondió a la senadora Ana Claudia Almirón (FdT), quién ya había hecho lo propio en 2018. Al igual que entonces, los dos senadores hombres Pedro Braillard Poccard (JxC) y Camau Espínola (FdT) que representan a la provincia, votaron en contra.

De los tres, solo dos de ellos hicieron uso de la palabra durante la sesión: Ana Almirón y Pedro Braillard Poccard.

La primera realizó su exposición minutos antes de las 21 del martes, con un encendido discurso en el que repasó la actualidad correntina en relación a la falta de equidad entre hombres y mujeres en los tres poderes del Estado Provincial y la cantidad de abusos y embarazos de niñas y adolescentes.

"Las gurisas correntinas son obligadas a parir a los 10, 11 y 12 años", dijo durísima la senadora y recordó el caso de la niña montecasereña que quedó embarazada a los 10 años tras los abusos reiterados de su padrastro y que dio a luz en septiembre pasado, con 11 años, a partir de una cesárea que le realizaron en el Hospital Neonatal Eloísa Torrente de Vidal. Una iglesia evangélica incluso le realizó un "baby shower", una suerte de festejo macabro del abuso.

"En nombre de la moral y del conservadurismo se toman esas decisiones. Corrientes no tiene protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) propio, ni adhirió al nacional. Conocimos en septiembre de este año el caso de una niña de 10 años que fue violada por su padrastro. Una niña de Monte Caseros, violada, y que fue madre a los 11 años", conó Almirón.

Además, expuso que la provincia no cuenta con ley de voto joven y agregó: "O sea, los adolescentes de 16 años no están capacitados para elegir a sus gobernantes, pero sí pueden ser madres a los 11. Esa es la realidad de Corrientes".

"A esa niña la despojaron de su infancia y la obligaron a gestar un embarazo. El médico que la atendió en su localidad le habló de las consecuencias de abortar, pero no le habló de las consecuencias de llevar adelante un embarazo en un cuerpo que apenas se estaba desarrollando", dijo y contó que el caso cobró relevancia porque le festejaron un baby shower. "A una niña que fue violada, le hicieron un baby shower", remarcó.

"Tristemente tengo que decir que estos casos en mi provincia son tantos que hasta ya se han naturalizado. Sin implementación de Educación Sexual Integral (ESI), sin la provisión de anticonceptivos, y sin protocolo de ILE, las gurisas correntinas son obligadas a parir a los 10, 11 y 12 años. Y así hago mío un concepto que dijo Pino Solanas: "Eso es lisa y llanamente la idea de la mujer incubadora", argumentó.

"El 18% de los niños nacidos en Corrientes provienen de madre menores de 19 años", tiró más datos Almirón, cuya intervención fue calificada de impecable desde muchos sectores.

Almirón también reconoció el trabajo de la Red de Socorristas Rosas, quienes en 2020 asistieron a 250 mujeres correntinas que requirieron realizarse un aborto en el territorio provincial. "Ellas están donde el Estado está ausente", manifestó.

"Decir que la maternidad será deseada es la libertad de poder elegir, es tener soberanía sobre nuestros propios cuerpos, es tener autonomía como derecho y condición de la dignidad humana, es saber que quienes deciden interrumpir un embarazo no se van a morir en el anonimato", dijo.

"Lo que el peronismo no puede hacer es dejar que la clandestinidad sea cruel con las pobres porque no pueden pagar. Nosotros no podemos ser el ala progresista de un partido conservador. El aborto legal es Justicia Social", fue una de las frases finales del apasionado discuros de Ana Claudia Almirón.

Te puede interesar