Londres se prepara para bajar la cortina            

Mundo 15 de diciembre de 2020
La capital británica pasaría el miércoles a "alerta muy alta" por el virus

127564-londres-20afpImagen: AFP

Londres se encamina hacia una nueva fase de drásticas restricciones sociales y económicas para hacer frente a la acelerada propagación del coronavirus, que afecta ya a casi todos los distritos de la ciudad. "El rebrote de casos de coronavirus en nuestra capital es profundamente preocupante", señaló el intendente de Londres Sadiq Khan en una nota oficial. 

El Gobierno de Boris Johnson tiene previsto anunciar el miércoles el resultado de la primera revisión del nivel de limitaciones, que se introdujo regionalmente en Inglaterra a principios de diciembre, tras la conclusión de un mes de confinamiento. La decisión respecto de Londres –que pasaría a la máxima banda de restricciones- podría materializarse en las próximas horas. Sería el tercer confinamiento en la práctica que Londres afronta desde la primavera.

"El impacto económico en los negocios puede ser catastrófico, con el sustento de cientos de miles de personas en riesgo", agregó el intendente, quien pidió ayuda financiera y logística al Ejecutivo central. 

El nivel 3 de "alerta muy alta" implica el cierre del sector hotelería y gastronomía, con excepción de los establecimientos de comida para llevar. También, obliga a echar el cerrojo en museos y galerías, cines y teatros, bowlings, bingos y otros establecimientos culturales y de entretenimiento.

El Gobierno rechazó la posibilidad de introducir un sistema más localizado de control del coronavirus y la revisión del nivel de incremento de casos positivos en Londres afectaría a los 32 distritos municipales y sus casi diez millones de residentes. 

Johnson priorizó la educación presencial en las aulas desde que concluyó el primer confinamiento en mayo, y su portavoz en Downing Street señaló este lunes que "no hay planes" para cambiar las directrices al respecto.

El ayuntamiento de Greenwich, en el sureste de la capital, fue la primera autoridad municipal que desafió al Ejecutivo conservador y ordenó el cierre de los centros escolares de su área y la provisión de servicios online a partir de mañana. "No lo haría si el riesgo no fuera extremo, pero las cifras están subiendo tan rápido que está claro que necesitamos actuar", escribió a padres y profesores el líder del distrito, el laborista Danny Thorpe. La decisión de Greenwich está avalada por el principal sindicato de educación.

Dentro del Reino Unido, Escocia, Inglaterra e Irlanda del Norte siguen sus propios criterios respecto a las restricciones frente a la pandemia. El acuerdo es un levantamiento parcial para las fiestas entre el 23 al 27 de diciembre.

Gran Bretaña lleva contabilizados 1.854.490 contagios, que lo ubican sexto en el conteo por países en todo el mundo, con un acumulado de 64.267 muertes con la misma posición en la tabla de registros de fallecimientos. 

Te puede interesar