Biden y Trump cierran sus campañas de forma inesperada

Mundo 27 de octubre de 2020
Mientras que el candidato demócrata, Joe Biden, se centra en visitar estados "tradicionalmente republicanos", su contraparte busca conseguir unos últimos votos en "estados pendulares".

0038164892
Trump y Biden encarán sus últimos días de campaña antes de las elecciones.

A tan solo días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, se ve como tanto Joe Biden, candidato por el partido demócrata, como Donald Trump, actual presidente y candidato por el partido republicano, encaran sus últimos momentos de campaña de formas muy diferentes y en contextos que cambian con el pasar de las horas.
 
Mientras que Biden se concentra en pasar la última semana de campaña en los estados que apoyan históricamente a los republicanos junto con su compañera de fórmula, Kamala Harris, el presidente Trump se enfocará en los distritos pendulares que fueron clave para su triunfo hace cuatro años, pero en los que perdería hoy.

0038149082
Tanto Biden como Trump cierran sus campañas presidenciales de formas poco esperadas.
AFP

La idea de visitar territorios tradicionalmente republicanos, como el estado de Georgia donde no ganan los demócratas desde 1992, es extraña, pero con las encuestas mostrando más paridad que nunca antes, parece ser la idea correcta para finalizar la campaña de Biden.

Según señaló uno de los asesores del ex vicepresidente de Barack Obama (2009 - 2017), Georgia tiene la combinación adecuada de votantes jóvenes, no blancos y suburbanos anti Trump para lograr una coalición ganadora a favor de Biden.

Biden también planea ir mañana a Iowa y el jueves a Florida, mientras que su compañera de fórmula viajará a Arizona y el viernes estará en Texas, dos estados en los que un cambio demográfico podría cambiar la racha republicana, imbatible desde 1994.

Si bien el candidato demócrata admitió no estar "demasiado seguro" sobre sus chances de victoria en territorio republicano, dijo que intentará "asegurarse de ganar todos los votos posibles", reportó la cadena CNN luego de que el mismo Biden justificó el porqué de su visita a Iowa, quien ve en estos estados la posibilidad de sumar los 270 votos que se requieren para llegar a la Casa Blanca.

Por el lado de Trump, esta última semana de campaña fue exultante para el presidente, que logró ayer una importante victoria política con la confirmación en el Senado de su nominada para la Corte Suprema, Amy Coney Barrett. Con esta jugada, el candidato republicano espera sumar a los votantes más conservadores y a la derecha religiosa, además de cosechar votos en la zona central de Estados Unidos.

En contraste a la estrategia de su contrincante, Trump mantendrá esta semana una agenda vertiginosa, con desplazamientos a varios estados en un mismo día y un total de 11 actos en las últimas 48 horas antes del día de la elección, el 3 de noviembre.

Además de sus eventos en Michigan, hoy también se detuvo en Omaha, en Nebraska, en un distrito del Congreso que tiene un voto electoral en juego por sí solo, y que está al lado de Iowa, otro estado competitivo.

El jueves estará en Arizona, donde visitará las ciudades de Phoenix y Bullhead City, que se ubica en la frontera con Nevada.

Por su parte, el actual vicepresidente Mike Pence viajaba hoy a Carolina del Norte y Carolina del Sur, mañana a Wisconsin y Michigan, y el jueves a Iowa y Nevada.

Según el gerente de la campaña republicana, Bill Stepien, este calendario refleja lo que consideran sus "caminos potenciales" hacia los 270 votos electorales. "Preservamos la opcionalidad, nos aseguramos de que fortalecemos nuestro apoyo, garantizamos nuestros votos y convencemos a los indecisos de última hora", dijo ayer Stepien a periodistas.

Te puede interesar