Golosinas en los chicos: ¿cómo evitarlas?

Salud y Bien Estar 21 de octubre de 2020
Sus atractivos colores y formas atraen a niños y mayores que se dejan arrastrar por la variedad de sabores que deleitan sus paladares.

9039_20_104945
Aprender a limitar los dulces en los niños es un hábito diario (Foto: Pixabay)

Pero lo que muchos no saben es que estos dulces tan adictivos apenas aportan nutrientes y sí excesivas calorías. "El exceso de calorías, ya sea en forma de grasas como de hidratos de carbono, van a formar parte del tejido graso del organismo acompañado por un aumento de peso. Las golosinas, por lo general, solamente aportan calorías, y aunque existen productos “diet” o “light”, se debe manejar con precaución limitando su consumo en frecuencia y cantidad", comenta la Lic. Mariana Acebal, Licenciada en Nutrición (MN4838).

Y continúa: "Estos productos con alta concentración de hidratos de carbono (azúcares) puede provocar también caries, pérdida del apetito, diarrea y gases"

 
Cómo limitarlas 
La Lic. Acebal brinda estrategias simples para que dejen los dulces en exceso:

- No se deben prohibir las golosinas ya que se sentirán más atraídos hacia ellas, sí hay que ponerse muy estrictos a la hora de su consentimiento. Una buena acción, es limitar la cantidad y frecuencia de consumo. Es aconsejable no tener golosinas en la casa, ni ofrecerle al niño, ni tampoco premiar a los chicos con caramelos, chocolates, alfajores y chicles, ya que no sólo contienen gran cantidad de azúcar y grasas, sino que también poseen colorantes, tanto naturales como artificiales.

- Es preferible el consumo de chicles y caramelos diet ya que no tienen azúcar y la cantidad de calorías que poseen es mínima. Muchas veces estos productos son útiles cuando una persona está realizando un plan alimentario para bajar de peso ya que pueden calmar la ansiedad y sacar las ganas de consumir algo dulce pero siempre el consumo deberá ser moderado y no excesivo.

- En el caso de los chocolates o los alfajores, cuando aparece la palabra diet significa que tienen menos azúcar, pero casi siempre se omite la mención de sus grasas y calorías, que suelen ser iguales o aún mayores que las de los productos comunes. Por ejemplo, un alfajor de 50g común puede tener 200 calorías y uno de igual gramaje diet posee 175 calorías, o sea es insignificante la diferencia.

 

Reducir las porciones 
"Los límites a la hora de enfrentarse a la comida se han perdido y es común que las personas no tengan en claro el tamaño de las porciones adecuadas", afirma Aceval. Algunos ejemplos de porciones que debe consumir una familia tipo, compuesta por padres y 2 niños que se encuentran con un peso normal:

- Helado: ¾ kg.

- Pizza: 1 grande.

- Empanadas: 3 unidades los padres y 2 unidades los chicos.

- Facturas: 2 unidades para cada uno.

- Gaseosas con azúcar: evitar su consumo.

- Milanesas: 2 unidades chicas o 1 unidad mediana por persona.

- Pochoclo: 1 vaso mediano para los cuatro.

Estos alimentos se recomiendan consumir en forma moderada y ocasionalmente, hay que evitar la ingesta excesiva y diaria. Cuando los chicos tienen sobrepeso u obesidad, o se han acostumbrado a comer porciones grandes, o repiten platos, es importante tener en cuenta que el niño necesita un orden en sus comidas. Es indispensable que respete el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena más 1 colación ó 2 de acuerdo a cada persona y al tipo de actividad que realice. Es frecuente que salteen la primera comida del día, el desayuno, éste es de suma importancia ya que les aportará la energía necesaria para comenzar el día, además de las vitaminas y minerales que se requieren en esta etapa fisiológica. 

El plan indicado
- Desayuno y merienda: es recomendable que eviten las facturas y las galletitas dulces. Buenas opciones son panes integrales con queso y dulce, frutas frescas, leches y yogures descremados.

- Almuerzo y cena: antes de cada comida, es aconsejable que tomen una sopa de verduras o 1 caldo, y consuman como entrada 1 plato de verduras crudas y/o cocidas para aumentar el valor de saciedad y para que lleguen con menos hambre al plato principal y de esta forma eviten repetirlo. Para finalizar el almuerzo y la cena, 1 fruta como postre.

- Para el colegio: ejemplos de colaciones son banana, manzana, barrita de cereal light y yogur descremado.

Te puede interesar