Objetivos: el mejor incentivo para entrenar      

Salud y Bien Estar 09 de octubre de 2020 Por Alfredo Roldán - ambito.com
Una canción de Abel Pintos que dice "a veces tengo miedo de encontrarme solo y desnudo frente al espejo” ¿ Y quién no ?Muchos de mis alumnos no me creen cuando les digo que tengo " panza". Pero yo me la veo y en esta cuarentena la balanza coincidió con mi apreciación. ¡Bienaventurado aquel que esté feliz con el cuerpo que tiene!

9012_08_135942
Ponerse objetivos, fundamental para incentivarse. (Foto: Pixabay)

De las 168 horas que tiene la semana nosotros, los profes,  solo somos responsables de dos horas de nuestros alumnos, con suerte. Las 166 horas restantes son total y exclusivamente responsabilidad de cada uno de ellos. Siempre pregunto cuál es el objetivo que tiene cada uno, armamos un plan de entrenamiento y a partir de ahí somos un equipo.

Otra canción de Abel Pintos dice “no me importa hacia dónde vas, yo voy sin mirar atrás si te tengo por delante”.  Lo que tenés por delante es tu objetivo, ese es tu incentivo.

Siempre trabajo sobre la base de que entrenar solo se trata de sentirse mejor, que tenemos un solo cuerpo para toda la vida y que tenemos que hacer que llegue de la mejor manera posible al final del camino.

Vos fijate que cuando todo funciona bien, no te cuidas. Ahora basta que se te encarne la uña del dedo chiquito del pie para que todos tus estados anímicos dependan de eso.

Al menos el 60 % de la población mundial no realiza actividad física y según la OMS el sedentarismo es la causa del 6% de todas las muertes anuales, esto es más de tres millones de personas y lo pone como el cuarto factor de riesgo de mortalidad global.

Hay países en los que la actividad física es obligatoria, en otros hasta es por prescripción médica y vos todavía estás en condiciones de elegir.

La actividad física es la mejor medicina preventiva para muchos de nuestros males actuales: presión alta, enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis, estrés, colesterol alto, aislamiento social y depresión.

En estos tiempos que nos toca quedarnos en casa, no significa que tengamos que quedarnos quietos, todo lo contrario.

Siempre me acuerdo de la escena de " Kill bill " en la que Uma Thurman le ordena a su dedo gordo que se mueva. Capaz vos estás así , y tu dedo gordo ni siquiera te mira.

Vamos, vos tenés el poder, no importa la edad que tengas, no te dejes estar, entrenar salva vidas, cambia humores , atenúa síntomas de enfermedades y te sube las defensas.

Disfrutá de la vida, date un gusto pero no exageres. ¿Para qué te vas a comer toda la tableta de chocolate si después la culpa va a ser mucho más grande que el placer?

Caminá , bailá, competí, divertite, recuperate de tus lesiones haciendo actividad física. Usá menos el auto, el ascensor y el delivery. Hacé lo que quieras con tu dedo gordo y el resto de tu cuerpo.

Disfrutalo, no solo por su estética , sino por todas las cosas que te permite hacer, como algo tan sencillo como levantarte cada mañana de la cama ... Porque el día que no puedas , te vas a acordar de esta columna.

Todas las grandes obras tuvieron un primer día. He tenido alumnos con objetivos tan disímiles  como escalar montañas , correr maratones , poder jugar con sus nietos o simplemente sobrevivir , literalmente.

Investiga , buscá, consultá hasta que encuentres la forma de entrenar que te guste o el profe que mejor te pueda acompañar. 

Porque el tiempo pasa irremediablemente , entrenar es la mejor manera de atenuar las consecuencias y que la edad sea solamente la que veas en tu documento.

*Alfredo Roldán es personal trainer.

Te puede interesar