Recalculando  

Política 24 de agosto de 2020 Por Ignacio Villanueva - confirmado.com.ar
Los efectos colaterales de la pandemia, mellaron la imagen de la administración municipal. El gobierno local, tomó nota y busca recuperar la iniciativa política.

loro_tinchocorrientes

La JP pide un giro político en la gestión, que implique de ser necesario cambios en el gabinete. La prolongación por un año más de la intervención al PJ, alivia el frente interno del oficialismo comunal. Ascúa y Yardín, avanzan en tratativas pensando en el 2021. Prorroga de mandatos ¿Qué pasará?.

Pasó el primer brote de COVID-19 en Paso de los Libres, y con ello todas consecuencias, en el ámbito sanitario, económico, laboral y social de la comunidad.

Un elemento siempre prevaleció en medio del vendaval: la política.

En definitiva los hombres y mujeres que ocupan los espacios de responsabilidad, en los distintos estamentos del estado, provienen de la política, y sus decisiones son políticas.

La percepción que tuvo la comunidad Libreña, sobre las medidas del gobierno municipal, para frenar el avance de la pandemia de COVID-19, se dividen dos tiempos.

Un primera etapa, en la cual la figura de Martín Ascúa, se afianzó en la ciudadanía. Ese lapso de tiempo, fue desde el inicio del aislamiento preventivo, social y obligatorio, decretado por el gobierno nacional, el pasado 20 de marzo, hasta los días previos a la Fase 1, decidida por el Gobierno Provincial.

La idea que predominaba, era que “el intendente cuidaba a su pueblo, y que había que acompañar las medidas”.

La segunda etapa, comenzó con la Fase 1, y la aparición del primer caso de COVID-19, el último 25 de Julio.

A partir de ahí, se evidenció un desgaste en la autoridad política del ejecutivo municipal.

Varios fueron los factores que llevaron a esta situación, entre ellos se puede mencionar el episodio, en el cual el Gobernador Gustavo Valdés, desautorizó al Intendente Martín Ascúa, frente a los comerciantes, en las escalinatas del palacio Municipal, la tarde del lunes 27 de Julio, por las medidas restrictivas impuestas a los comercios de barrios, que había dispuesto el Comité de Crisis de la provincia.

Eso fue un golpe difícil de digerir.

En segundo término, la prolongación en el tiempo, del aislamiento preventivo, social y obligatorio, sumado a la profundización de la Fase 1, por el brote de COVID-19, provocaron un agotamiento y hartazgo en la sociedad, que en muchos casos, visualizó al Municipio, como el responsable de los males, que aquejaban a la ciudad.

Como efecto colateral, también se sumó en la última semana, el aumento del boleto urbano de pasajeros a $ 30. Una decisión necesaria, para reactualizar la tarifa del transporte, pero poco simpática para los usuarios. La polémica promete llegar a Tribunales, con denuncias judiciales, contra el Municipio, por “supuestamente” publicar el aumento del boleto en el Boletín Oficial, de manera posterior al otorgamiento de la suba a la empresa.

Pasaron los días aciagos de la emergencia sanitaria en Paso de los Libres, eso no significa que no volverá a ocurrir, todo lo contrario.

El gobierno local tomó nota del desgaste sufrido en las últimas semanas, e intentará recuperar la iniciativa.

En esa línea, la administración de Ascúa, prepara una serie de medidas, que dará a conocer en breve, pensando fundamentalmente en dos cosas: la pos-pandemia, y llegar fortalecido al 2021.

“En definitiva, habrá un día después, y tenemos que ir preparándonos”, expresaba un funcionario de gobierno, a este medio.

Desde el ala de la Juventud Peronista, creen que la gestión debe dar un vuelco, que implique de ser necesario, cambios en el gabinete, que envíen señales a la sociedad, para de esa manera dar un impulso al gobierno municipal desde la política.

Mientras tanto, Ascúa recalcula, y comienza a tejer con sectores internos del peronismo, y aliados.

Sabe que inexorablemente deberá ser candidato por la reelección, y que para ese propósito, necesita a todos dentro de la bolsa.

La prolongación de la intervención partidaria, por un año más, confirmada la semana pasada, le dio un alivio al frente del interno del PJ.

Sin embargo el Jefe Comunal Libreño, no quedó quieto y volvió a reunirse en los últimos días con Alberto Yardín, para avanzar en las tratativas hacia el 2021.

Nada está cerrado todavía, ni en las filas del PJ, ni con los socios del Frente de Todos, pero la coyuntura precipitó los contactos.

PRORROGA DE MANDATOS

Una de las versiones que sobrevoló en las últimas semanas el ambiente político, fue la prórroga de mandatos, el próximo año, a fin de evitar las elecciones, por la pandemia de coronavirus.

La idea que no tiene asidero en la Casa Rosada de Corrientes, indicaría, que tanto el ejecutivo provincial, y los ejecutivos municipales, Diputados, Senadores, y Concejales, prorrogarían dos años más sus mandatos, sin posibilidad de reelección.

Fuentes del Gobierno Provincial, calificaron de descabellada esta versión, además de considerarla inconstitucional, en tanto que le ponen fecha a la elección, octubre del próximo año.

Un periodista correntino que transita habitualmente los pasillos del palacio gubernamental provincial, razonó lo siguiente “Gustavo Valdés no se va perder la oportunidad de ganar la reelección por más del 60 %”.

Falta un año para las elecciones, pero igual el 2021 comienza a cocinarse a fuego lento.

Te puede interesar