No hubo denuncias judiciales contra la Clínica Madariaga hasta la fecha

Sociedad 15 de agosto de 2020 Por Ignacio Villanueva - confirmador.comar
Es por los hechos acontecidos durante el brote de la pandemia y que tuvo en el ojo de la tormenta a la Clínica Madariaga. El camionero señalado como el caso 0, había afirmado en distintos medios de prensa que querellaría al centro de salud privado, argumentando que su padre se había contagiado en el lugar.

clinica9

Al día de hoy no existe ninguna acción penal, ni civil contra la Clínica, en el Juzgado Provincial. En tanto la Fiscalía Federal, se negó a brindar información a la prensa, sobre si existió responsabilidad penal de la Clínica, sobre la “supuesta” comisión de un delito contra la salud pública, por propagarse una enfermedad contagiosa. Pese a la negativa, este medio pudo saber “extraoficialmente”, que no se actuó de oficio, ni tampoco el Ministerio Público Fiscal Federal abrió investigación alguna.

Veintiún días pasaron de la decisión del Gobierno provincial, de regresar a Fase 1 a Paso de los Libres, luego del brote de COVID-19.

La ramificación del virus, por el sistema de salud, tomó por sorpresa a las autoridades sanitarias.

El viernes 24 de Julio ya conocían las autoridades de salud pública la existencia de una caso positivo de COVID-19, aunque recién se dio a conocer la noticia oficialmente el sábado 25 a través del parte del Ministerio de Salud de la provincia.

La información durante el transcurso del día sábado 25, fue confusa, hasta que logró ordenarse, en una conferencia de prensa, brindada por el Intendente Municipal, Martín Ascúa, el debutante, en ese momento, Comité de Crisis de la provincia y el Director del Hospital San José, Jorge Ferreira Dame.

Los primeros datos indicaban que un paciente de 69 años, perteneciente al denominado grupo de riesgo, internado en Clínica Madariaga, y tardíamente trasladado por el Centro de Salud Privado, al Hospital San José había sido, el primer caso de COVID-19 en Paso de los Libres.

La investigación epidemiológica llevada en las siguientes horas por el Comité de Crisis, determinó, que el caso 0 fue el hijo de este paciente, un trabajador camionero, que habría sido quien contagió a su padre.

Es importante resaltar, que el camionero, no fue él que viajó a San Francisco (Córdoba), sino otro.

Las circunstancias en las que se habría producido el contagio, nunca fueron del todo esclarecidas, sin embargo el Comité de Crisis, siempre mantuvo la certeza sobre el origen del brote.

El transportista sindicado como el caso 0, en declaraciones en distintos medios de prensa negó haber transmitido el virus a su padre, señaló a la Clínica como la responsable del contagio, y advirtió que iniciaría acciones judiciales contra el Centro de Salud, por los daños ocasionados.

Vale la pena destacar dos cosas, la primera es que no hubo al día de hoy, ninguna acción penal o civil, por daños y perjuicios, contra la Clínica Madariaga.

La información fue confirmada por el Juzgado Civil y Fiscalía de Instrucción de la Provincia. No existió ninguna presentación judicial de ninguna naturaleza.

En ese sentido, si la familia se sintió afectada y creyó que le asistía la razón ¿Por qué no realizó la denuncia correspondiente contra la Clínica, como habían manifestado públicamente?.

Segunda cuestión, mas relacionada con el trabajo realizado por el Comité de Crisis, que a la luz de los resultados, fue exitoso, porque logró controlar el brote coronavirus, más allá del tema comunicacional, no muy bien manejado, pero luego corregido.

Si el nexo epidemiológico al que concluyó el equipo de especialistas, no hubiera sido el correcto, Paso de los Libres hoy tendría una situación sanitaria descontrolada.

Esto último no ocurrió, ya que nunca se perdió el rastro de los contagios.

Todos los casos positivos detectados están conectados con el caso 0.

Ello derriba la hipótesis, de que el foco de contagios tuvo otro origen.

Párrafo aparte, hace este cronista para subrayar que esta nota no tiene como propósito acusar a la familia del camionero, ni a él mismo, de absolutamente nada, ya que tuvieron la desgracia de atravesar está difícil situación, que incluyó el fallecimiento del hombre de 69 años internado en la Clínica y fallecido en la Capital Correntina.

Solamente el fin es analizar con datos corroborables lo acontecido en Paso de los Libres. En definitiva, no hubo un solo elemento objetivo, comprobable, ni indicios siquiera, que lleven a pensar, sobre la existencia de otro origen del contagio, en nuestra ciudad.

Ahora bien, ¿cuál fue el papel de Salud Pública de la Provincia en esta situación?.

Sobre este último punto, las autoridades del Hospital San José se defienden, y sostienen, que el paciente fue recién derivado por la clínica, cuatro después de estar internado, es decir no notificó con anterioridad a Salud Pública de la situación.

Es más, agregan que de no haber intervenido el Hospital, para realizar el correspondiente hisopado, lo ocurrido pudo ser peor.

¿Cuál fue la responsabilidad de la Clínica Madariaga en este lamentable suceso?.

Varias abogados del foro local, al ser consultados por esta redacción desde el punto de vista jurídico, coinciden en dos aspectos.

El primero, es que probar la responsabilidad de la Clínica, sobre que el contagio se inició allí, como lo señaló públicamente el Camionero, es francamente imposible.

Lo segundo, que sí, puede ser más viable de determinar, es la responsabilidad penal de la Clínica, por un eventual delito de omisión, contra la salud pública, al no aplicar el protocolo sanitario correspondiente al paciente, que estaba en un cuadro sospechoso.

En este punto, se infringiría el Art. 202 del Código Penal Argentino que establece “Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, todo ello en el marco del Decreto Nacional 297/2020, del Poder Ejecutivo, que tiene como finalidad, la protección de la Salud Pública.

En este contexto, la competencia es Federal y debía actuar de oficio la Fiscalía Federal a cargo del Dr. Fabián Martínez, o al menos mínimamente abrir una investigación.

El Fiscal Martínez, como ya en reiteradas oportunidades ocurrió, se negó a brindar información a la prensa, demostrando el desinterés por los temas sensibles y de interés público de la comunidad. Algo propio de una justicia que no está a la altura de circunstancias, ni de la demanda de la sociedad.

Sin embargo, este medio pudo acceder a información “extraoficial”, que da cuenta que el Ministerio Público Fiscal Federal, no actuó de oficio, ni abrió ninguna investigación al respecto.

En conclusión, no existe ningún tipo de intervención de la justicia, ni se determinó un solo responsable, de una negligencia que llevó a 58 contagiados de COVID-19, cobrándose una vida. Nadie fue.

Lo que es peor, toda una sociedad tiene la percepción que nunca se sabrá lo que aconteció. Una historia más, que lamentablemente quedará en el manto del olvido.

Te puede interesar