Juan Carlos dejará España, acorralado por sospechas de corrupción

Mundo 04 de agosto de 2020
El rey emérito español, investigado por amasar una fortuna turbia con lazos con Arabia Saudita, acordó con Felipe VI abandonar el país.

 
0037737960
Existen varias sospechas de que la fortuna del rey emérito Juan Carlos proviene de turbias relaciones con las monarquías del Golfo.


El rey emérito Juan Carlos I, objeto de una investigación del Tribunal Supremo por corrupción, anunció en una carta dirigida a su hijo el rey Felipe VI su decisión de "trasladarse" fuera de España para evitar complicar más su jefatura de Estado como consecuencia del escándalo que lo salpica tras descubrirse la existencia de cuentas millonarias en paraísos fiscales.
 
"Majestad, querido Felipe, con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada (...) te comunico mi meditada decisión de trasladarme en estos momentos fuera de España", escribió Juan Carlos citado en un comunicado de la Casa Real, donde Felipe VI acepta y le agradece su decisión.

Aunque sin mencionarlo, queda claro que el rey emérito de España alude la caso de las supuestas donaciones de Arabia Saudita no declaradas ante la Hacienda española, una investigación que comenzó en Suiza y que actualmente está desarrollando la Fiscalía del Tribunal Supremo.

"Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona", escribió Juan Carlos.

Por el momento se desconoce en qué país vivirá Juan Carlos o en qué momento dejará el palacio de La Zarzuela, donde vive desde hace 58 años. De acuerdo al diario El País, "no perderá el título honorífico de rey, que le fue concedido por un real decreto de junio de 2014, pocos días antes de su abdicación".

En el mismo comunicado, Felipe VI remarcó "la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia".

La causa contra Juan Carlos se inició en septiembre de 2018 a raíz de las filtraciones de unas grabaciones a su ex amante Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, que aseguraba que había cobrado a través de una intermediaria iraní una comisión por la concesión del tren de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudita, a un consorcio de empresas españolas.

Recientemente aparecieron varias informaciones de prensa que llevaron a Felipe VI, a retirarle la asignación de la Casa Real y que, según medios españoles, ascendía a más de 194.000 euros anuales (unos 219.000 dólares).

Te puede interesar