Bolsonaro tiene coronavirus pero volvió a minimizar la enfermedad

Mundo 07 de julio de 2020
El presidente de Brasil anunció que dio positivo al test de Covid-19 e insistió en que se siente bien porque toma hidroxicloroquina.

15940875195f03d85f74b6b_1594087519_3x2_lg
Bolsonaro, contra el uso de mascarillas. Foto: Reuters


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este martes en las afueras del Palacio de la Alvorada en Brasilia que el test de coronavirus al que se sometió la tarde del lunes dio positivo, en un mensaje de diez minutos en el que insistió en la levedad de la enfermedad.
 



 
Bolsonaro, usando barbijo y con tono relajado, contó a un grupo de periodistas que decidió someterse al examen de coronavirus porque su "preocupación era contagiar a otros".
 
El presidente ultraconservador dijo que había cancelado varios actos en Bahía pero contó que, tras ese diálogo, saldría a caminar para ejercitarse porque se sentía muy bien.

Bolsonaro, de 65 años, esquivó responder una consulta sobre las críticas que ha recibido su menosprecio a la gravedad del coronavirus, que convirtió a Brasil en el segundo país con más muertos y contagiados del mundo. Por el contrario, volvió a describir los síntomas como leves y a destacar la efectividad de la hidroxicloroquina como tratamiento del Covid-19.

El mandatario ultraconservador comentó que tiene 36 grados de temperatura, por debajo de los 38 que tuvo el lunes y que, junto a una tos, lo llevo a someterse a los análisis sobre coronavirus. Y lo adjudicó a que ya tomó dos dosis de hidroxicloroquina.

También dijo que muchos pacientes que padecieron Covid-19 le contaron que se sintieron inmediatamente aliviados por el empleo de ese fármaco, cuya efectividad no está probada y cuyo uso fue desalentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, el gobierno de Bolsonaro autorizó su empleo y el de la cloroquina para tratar todo tipo de casos de coronavirus en Brasil.

El mandatario también aprovecho el contacto diario con los medios para rechazar los informes de especialistas que señalan que el efecto del virus se ha multiplicado por tres en Brasil.

"Hemos tomado conocimiento de que mucho gente muere en su casa, porque no va al hospital. Pero no significa que sea por coronavirus", dijo.

"Hay que tener cuidado porque sí ocurre sobre todo a personas de tercera edad", señaló Bolsonaro.

El presidente ha liderado una larga campaña, desde el primer caso detectado en el país a mediados de marzo, en contra de las medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus, principalmente las cuarentenas establecidas por los gobiernos estaduales y municipales, acusándolos de destruir la economía nacional.

En numerosas ocasiones no usó barbijo en actos públicos y, cuando debía respetar una cuarentena por sospechas de estar infectado, visitó un mercado y se abrazó con seguidores.

Te puede interesar