La justicia obliga a Bolsonaro a usar barbijo

Mundo 23 de junio de 2020
Un juez federal determinó que el presidente de Brasil debe cumplir con la normativa que hace obligatorio el empleo de barbijo en la capital. Por cada incumplimiento, pagará 400 dólares de multa.

Cuando debía guardar un cuarentena preventina, Bolsonaro decidió participar de un acto masivo en su apoyo.

0037784101
Foto: Reuters
La justicia ordenó este martes al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que use barbijo mientras se encuentre en espacios públicos del Distrito Federal, el territorio en el que se encuentra ubicada la capital, Brasilia, bajo la amenaza de una multa de 2.000 reales (más de 400 dólares) por cada día de incumplimiento.
 
El juez federal en lo civil de Brasilia, Renato Borelli, determinó que "Jair Bolsonaro utilice máscara facial de protección en todos los espacios públicos, vías públicas y establecimientos comerciales".
 
El uso del barbijo es obligatorio en Brasilia desde el 30 de abril, en virtud de una normativa para combatir al coronavirus que, de incumplirse de forma reiterada, podría conllevar la comisión de un delito contra la salud pública susceptible de ser castigado con un año de cárcel.

Bolsonaro ha participado en numerosos actos públicos sin mascarilla y sin guardar siquiera las medidas de distanciamiento social, a pesar de que Brasil es el segundo país del mundo más afectado por la pandemia de coronavirus y suma ya más de 1,1 millones de infectados y más de 51.000 fallecidos, según la Universidad Johns Hopkins.

 


La Justicia federal intervino a raíz de una denuncia planteada por un abogado a título particular, por entender que la conducta del presidente era "irresponsable" y estaba poniendo en riesgo a la población de una región que hasta ahora registró "uno de las cifras de muertos más bajas" de Brasil, informó G1.

El Gobierno del Distrito Federal ya multó al exministro de Educación Abraham Weintraub con 2.000 reales el 15 de junio por no llevar barbijo durante una acto en Brasilia en apoyo precisamente de Bolsonaro. La mayoría de los asistentes a esta manifestación no llevaban protección.

Bolsonaro llevaba un barbijo blanco este lunes cuando saludó a un grupo de simpatizantes e la puerta del Palacio de la Alvorada, como diariamente lo hace, y comentó que pudo haber estado infectado con coronavirus.

Meses atrás, su negativa a hacer públicos los resultados de los test de Covid-19 que se realizó tras la infección de uno de sus asesores, también fue motivo de disputa judicial en Brasil.

Te puede interesar