Bombardeo a la Plaza de Mayo: a 65 años del intento de golpe de Estado a Juan Perón

Sociedad 16 de junio de 2020
La Comisión de Familiares de las Víctimas del Bombardeo convoca a hacer una conmemoración virtual, este 16 de junio a las 12.40. La acción por la memoria consistirá en subir a las redes sociales o al estado del celular imágenes o videos del bombardeo.

bombardeo-201
Este martes se cumplen 65 años del día en que la Aviación Naval bombardeó la Plaza de Mayo, en un intento de golpe de Estado contra Juan Domingo Perón que dejó más de trescientos muertos

Este martes se cumplen 65 años del día en que la Aviación Naval bombardeó la Plaza de Mayo, en un intento de golpe de Estado contra Juan Domingo Perón que dejó más de trescientos muertos, la mayoría de ellos civiles inermes o pobremente armados en defensa de un gobierno que sería finalmente derrocado tres meses más tarde por la llamada Revolución Libertadora. Impedidas las concentraciones por la pandemia, la Comisión de Familiares de las Víctimas del Bombardeo está convocando a hacer una conmemoración virtual, este 16 de junio a las 12.40; la acción por la memoria consistirá en subir a las redes sociales o al estado del celular imágenes o videos del bombardeo.



“Esperábamos hacer un acto importante este año. Cada 16 de junio nos juntamos en el tótem Del Cielo los Vieron Llegar”, el monumento que recuerda a las víctimas emplazado atrás de la Plaza de Mayo, a un costado del Museo del Bicentenario, “pero por razones de cuidado, éste vamos a hacer el homenaje en las redes”, dice a PáginaI12 Daniela Marino. La que habla es nieta de Juan Carlos Marino, un trabajador de la Aduana asesinado aquel mediodía cuando trataba de llegar al subte para volver a su casa. 

 
bombardeo2

Su papá, Miguel Angel Marino, inició mucho más tarde (con la recuperación democrática) el único caso judicial en reclamo de una reparación, que sin tener una respuesta favorable de la justicia argentina llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Cuando él falleció, en el 2002, yo continué el caso ante la CIDH. Y en Argentina, como ya no había otra vía, comenzamos a impulsar un proyecto de ley de reparación histórica. Pedimos también que se conociera la verdad sobre los hechos, porque no había habido ninguna investigación seria sobre el tema. A lo sumo, algún capítulo en algún libro, pero que hablaba de daños a edificios. No había nombres de víctimas, porque casos como los de mi abuelo, que había sido denunciado, la mayoría habían quedado como nn. No había nada oficial”.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, los pedidos de la Comisión de Familiares encontraron una respuesta del Estado. La secretaría de Derechos Humanos que entonces encabezaba Eduardo Luis Duhalde impulsó un trabajo de compilación y depuración de datos, en base al que fue publicado después el libro Bombardeo del 16 de junio de 1955 , una investigación histórica del Archivo Nacional de la Memoria disponible en línea. Esta investigación confirmó los nombres y apellidos de 309 víctimas. "Se abrieron archivos hasta entonces secretos, se buscó documentación de los hospitales y la policía, de los cementerios. Obviamente que las víctimas fueron más, pero las 309 son las que quedaron acreditadas con documentación respaldatoria, confirmadas después de 65 años", recuerda Marino.

bombardeo3

 
En el prologo del libro, el fallecido Eduardo Luis Duhalde consideró el bombardeo a la Plaza de Mayo como "un acto de terrorismo con pocos antecedentes en la historia mundial". "No hay antecedentes de que miembros de las fuerzas armadas de un país, con la connivencia de sectores políticos y eclesiásticos, descargaran sus bombas y ametrallaran a la pacífica población civil, como forma de implantar el terror y el escarmiento para lograr la toma del poder", indicó sobre el ataque. 

Entre los reclamos de la Comisión de Familiares de las Víctimas del Bombardeo, hoy integrada no solamente por familiares sino también por militantes como la escultora Nora Patrich y el sociólogo e historiador Roberto Baschetti,  está el pedido de que la fecha se integre a la agenda nacional y que sus hechos se incluyan en la enseñanza en las escuelas,  como parte del derecho de todas las generaciones de conocer y hacer propia la historia del país.  

Te puede interesar